Imprimir

Cómo funciona

Usar VIA-T es fácil y seguro. Una vez que hayas contratado el sistema VIA-T, sólo tienes que colocar el dispositivo y disfrutar de todas sus ventajas en la autopista.

Cuando el vehículo equipado con el dispositivo VIA-T pasa por una vía de peaje dotada de VIA-T, una antena detecta su paso y carga automáticamente el importe del peaje correspondiente a la cuenta o tarjeta que el usuario ha asociado a su dispositivo.

Cuando la antena ha leído correctamente el dispositivo VIA-T, éste emite un único pitido para confirmar que la operación se ha realizado satisfactoriamente, el semáforo se pone en verde y se levanta la barrera de seguridad.

El vehículo podrá cruzar la playa de peaje a una velocidad normalmente entre 20 y 40 km/h.

Si no emite pitido alguno o emite más de uno, significa que la lectura ha tenido errores o no se ha producido, por lo que el semáforo se queda en rojo y la barrera bajada.

Entrada en la autopista

En los tramos de autopista con un sistema de peaje cerrado, aquellos en los que se recoge ticket, deberás utilizar el mismo sistema de pago al entrar y salir de la autopista.

Si has utilizado el carril VIA-T para entrar en la autopista, deberás utilizar también un carril VIA-T al abandonar la misma. Con VIA-T no es necesario que recojas el ticket, basta con pasar por el carril VIA-T de la estación de peaje.

Atención, el funcionamiento en otros países puede diferir

EN PORTUGAL

EN FRANCIA

Comparte esta página

Farmacia Centro

SEOPAN

Asociación de Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras

C/ Diego de León, 50 - 4ª planta

28006  Madrid